Pozalli se reunió con las detenidas del 8M

En el día de ayer, la Defensoria del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires se reunió con abogados de organismos de Derechos Humanos y las víctimas de la violencia institucional de la última Marcha de las Mujeres del 8 de marzo, para avanzar en la defensa de las imputadas y la querella contra el estado porteño.

El defensor adjunto Arturo Pozalli encabezó el reclamo por la liberación de las chicas detenidas, declaró:

“La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires asumirá la defensa de todas las víctimas de la razia llevada adelante por la Policía de la Ciudad y se constituirá como querellante ante el Gobierno porteño. Todos los recursos de la Defensoría están a disposición de las víctimas, desde el primer día y hasta deslindar responsabilidades penales y políticas”.

“La seguridad de los porteños no puede descansar en manos de improvisados que, sin mediar explicación razonable, infiltran una marcha, detienen mujeres sin razón alguna, las golpean y las pasean por las comisarías de la Ciudad para, finalmente, alojarlas en calabozos llenos de materia fecal”, agregó Arturo.

“Esta Defensoría no va a permitir, ni a legitimar, la violencia institucional. Reiteramos, entonces, el pedido de informes al ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, realizado el mismo día de las detenciones y del cual solo hemos recibido un aturdidor silencio. Intimamos al ministro Ocampo a que, a la mayor brevedad informe, quién ordenó infiltrar la marcha, quienes estuvieron a cargo del operativo, cuál fue el protocolo empleado y que elementos de prueba pesan sobre las detenidas”, concluyó el ex presidente de la FUA.