La FUA rechazó la vuelta de Othacehé a la UNO

La Federación Universitaria de Buenos Aires repudió la intromisión judicial en la Universidad Nacional del Oeste que permite la vuelta a la UNO del clan Othaceché, a pesar que el ex rector fue removido de forma correcta.

A continuación el comunicado de la FUA al respecto:

¡Defendamos la autonomía universitaria!
Expresamos nuestro más enérgico repudio a la decisión judicial que, violando la autonomía universitaria, avala la intromisión en la vida académica y política de la Universidad Nacional del Oeste (UNO) por parte de Martín Othacehé -hijo del ex intendente de Merlo- a pesar de haber sido removido de su cargo como rector de forma legal y legítima.
La decisión de la Cámara II de San Martín, que rechazó la apelación presentada por la UNO, viola la autonomía universitaria y le da a Othacehé un aval para que pueda intentar pasar por alto la institucionalidad de la Universidad aplicando sus métodos patoteriles.
A principios de septiembre, la Cámara Federal de San Martín (sala II) emitió un fallo en contra de lo resuelto por la legítima asamblea universitaria de la Universidad Nacional del Oeste (UNO), sobre la remoción del rector Martín Othacehé. Recibimos la noticia con mucha impotencia, dado que fueron meses de una gran lucha para lograr que este personaje, que nada tiene que ver con el mundo académico, pudiera ser legítimamente destituido el 13 de agosto de 2016 -por 54 votos contra 4- a través del órgano máximo que tienen nuestras universidades nacionales: la asamblea universitaria.
El poder judicial se excede en sus atribuciones con estos fallos y viola sin ningún reparo la autonomía universitaria consagrada en la Constitución Nacional (art. 75, inciso 19), en la LES y que tanto nos costó conseguir.
Solo por mencionar algunos de los problemas que acarreó la gestión de Martín Othacehé, como es de público conocimiento, el Ministerio de Educación paralizó la entrega de títulos a los graduados de la universidad hasta pasada la destitución del rector; además bajó considerablemente la matrícula de inscriptos y se produjeron hechos de violencia contra estudiantes y docentes por parte de patotas.
Nunca se hizo entrega de la sede de rectorado, que aún permanece tomada por personas ajenas a la universidad que responden a Othacehé.
El Consejo Superior, conforme indica el estatuto de la UNO y la LES, convocó a asambleas para el 4 y 13 de octubre (ratificación de la destitución y elección de nuevo rector) y si bien Martín Othacehé presentó una cautelar para impugnarlas, en este caso la justicia rechazó la cautelar por tanto estas instancias siguen vigentes.
Camino a los 100 años de la reforma universitaria exigimos que se respete la autonomía universitaria y se garantice el normal desarrollo de las asambleas.
Llamamos a la comunidad educativa y a la sociedad en general a repudiar la violación de la autonomía universitaria, el amedrentamiento y la persecución por parte de mafiosos que solo quieren lucrar con la universidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *