UBA: denuncia anónima a Filosofía y Letras por hablar de Maldonado

Un anónimo presentó una denuncia contra la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires por tratar en clases la desaparición de Santiago Maldonado. Al respecto, la gestión de la facultad cita en la calle Puan emitió el siguiente comunicado:

Las autoridades de la Facultad ponen en conocimiento de la comunidad que el día de ayer, lunes 25 de septiembre, se recibió una nota del Rectorado mediante la cual este remite a la institución una denuncia anónima recibida en el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

La denuncia, realizada mediante un correo electrónico anónimo, se refiere al tratamiento en clases y toma de imágenes en la Facultad relativas a la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

El correo electrónico fue enviado por el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires al Ministerio de Educación de la Nación, Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), “a los efectos de poner en su conocimiento y a los fines que Ud. estime corresponder”.

Asimismo, desde la SPU se envía el requerimiento al Rectorado, “en el marco de su autonomía y autarquía, se remite copia de dicho documento, a los fines que estime corresponder”. El tema se mantiene en un nivel extrajudicial ya que no se ha producido expediente.

Comunicamos que daremos respuesta por escrito a la nota, invocando la libertad de cátedra, en el marco de la autonomía universitaria consagrada en la Constitución Nacional en su art 75, inc. 19.

Hacemos notar, asimismo, que resulta por lo menos sorprendente que el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires desconozca una de las atribuciones constitucionales de la universidad pública argentina y que, por su parte, el Ministerio de Educación de la Nación no haya invocado la misma norma para desechar el reclamo anónimo mencionado.

Resulta evidente que la proliferación de las denuncias acerca del tratamiento de la desaparición forzada de Santiago Maldonado revela una creciente política oficial de amedrentamiento e intimidación como correlato de discursos negacionistas y encubridores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *