Herido por las listas de la Ciudad Nuevo Encuentro tensiona al kirchnerismo de la UBA

Durante el día de ayer se vivió una jornada de tensión en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires por un reclamo de Nuevo Encuentro a La Cámpora. El trasfondo es el conflicto tras el cierre de listas en la Ciudad de Buenos Aires.

La excusa fue la utilización de algunas de las carteleras que usan las agrupaciones para publicitar sus actividades y consignas y que corresponden a la fuerza liderada por Máximo Kirchner pero son reclamadas por los seguidores de Martín Sabbatella. Pero en realidad el conflicto es más grande y se profundizó luego del cierre de las listas de la Ciudad de Buenos Aires, donde el presidente del partido sabbatellista José Campagnoli quedó afuera y no renovará su banca de legislador. A pesar del lugar que ocupa Gabriela Cerruti en la nómina nacional, desde Nuevo Encuentro no se sienten conformes con cómo se repartieron los lugares e incluso se especula con que abandonen el espacio kirchnerista de la Ciudad.

Lo sucedido ayer en la facultad fue descrito por el resto de las fuerzas como insólito. Todo arrancó a las cinco de la mañana, cuando llegaron los militantes de La Cámpora y de Nuevo Encuentro, que solicitaron que les cedan los mencionados espacios. La tensión fue aumentando a tal punto que llegó a las amenazas directas del tipo “los vamos a cagar a trompadas” y similares. En un momento, los militantes de Nuevo Encuentro desarmaron las mesas, bajaron las banderas, sacaron los banners, como preparando el terreno para la batalla pero nunca terminaron de ir a buscar a los camporistas, que los esperaban aprestos en la Planta Principal.

Sin embargo, tras doce horas seguidas de esta situación desistieron de las amenazas y dieron por terminada la cuestión, sin que nada pase. Un llamado de Mariano Recalde a Sabbatella parece ser el factor que puso paños fríos a la cuestión y los de turquesa se retiraron sin lo reclamado y sin cumplir con sus amenazas, ante la decepción del resto de las agrupaciones que estaban expectantes por ver, al menos, unas piñas al aire.

De todas formas habrá que estar atentos al futuro de Nuevo Encuentro en los frentes kirchneristas de toda la UBA, ya que una de las amenazas recurrentes durante el conflicto fue el posible abandono de esos espacios.

Todo esto se dio en un día clave para la política de la facultad ya que fueron a inscribirse los pibes que vienen del CBC, situación que aprovechan las distintas agrupaciones para que los ingresantes los conozcan por primera vez. Con el kirchnerismo distraído en esta interna, Franja Morada aprovechó para acercarse a esos nuevos estudiantes en su afán por recuperar el centro de estudiantes que conducen los socialistas de Nuevo Derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *