El “poné la fecha” llegó al Congreso de la FUBA

Finalizó el viernes el Congreso de la FUBA en Defensa de la Educación Pública. Luego varias jornadas de debate, los estudiantes realizaron una asamblea y una marcha de antorchas que llevó el apoyo de los estudiantes a la escuela itinerante en Congreso. De la marcha también participaron estudiantes terciarios y secundarios de la Ciudad.

El momento más tenso del encuentro, del que participaron estudiantes de todas las facultades de la UBA, se dio cuando militantes opositores a la conducción de la federación, ejercida por el Partido Obrero y La Mella (Patria Grande), acercaron un atril de cartón, al grito de “poné la fecha, la puta que te parió”, parodiando a lo sucedido en la marcha de la CGT, y en reclamo a que se convoque a la elección de autoridades de la FUBA.

Desde el escenario, la respuesta desde el PO fue que los que piden una fecha lo que están pidiendo es que “se le entregue la federación a la Franja”, en referencia al Espacio Reformista, el principal contrincante de la actual conducción por el mando de la misma y que, según expresan los conocedores de estas cuestiones, tiene los delegados suficiente para disputar el triunfo, ante una posible fractura de la actual conducción.

El presidente de la FUBA, Julian Asiner (PO), destacó “el debate en asambleas, comisiones y paneles en las trece facultades y sedes CBCs concluyó en la elaboración de un plan de lucha en defensa de la educación, por el triunfo de la lucha docente y contra la represión que se desarrolla en nuestro país, desde Jujuy a Santa Cruz”. En este sentido, Asiner informó “vamos a una semana nacional de protesta del 8 al 12 de mayo, con ocupaciones de facultades, una movilización el 10 al rectorado de la UBA y una marcha nacional a Plaza de Mayo con fecha estimativa para el 16 de mayo, que terminaremos de definir con los sindicatos docentes”.

El titular de la federación estudiantil no le esquivó a la polémica y expresó que “la FUBA se propone suplir el rol de desorganizador de la FUA de Franja Morada, hoy paralizada e integrada al macrismo. A su vez, rechazamos el planteo de agrupaciones como La Cámpora o La Mella de incorporar al kirchnerismo a la conducción de la federación. Quienes reprimen docentes y jóvenes en Santa Cruz no van a defender a los docentes y estudiantes en la UBA. Los rectores y decanos K cerraron filas con el gobierno en un plan privatista contra las carreras de grado, y por eso reafirmamos la necesidad de una FUBA independiente, democrático y de lucha, para enfrentar el ajuste y la represión de Macri y los gobiernos provinciales”.

Por su parte, Adrián Lutvak, también Presidente de la FUBA (La Mella) comentó que “recién culminó el Congreso Abierto de la FUBA en donde por amplia mayoría decidimos construir la mayor unidad posible dentro de la federación frente a los ataques del Gobierno Nacional para poder defender la educación pública y apoyar a los docentes en la escuela itinerante”.

A su vez, agregó: “la gran marcha de antorchas que cerró el congreso, en la que participaron también la CEB y la CET, demostramos que somos más los estudiantes que queremos defender la educación pública de los ataques del gobierno nacional”.”En el Congreso participaron miles de estudiantes durante la semana, y fue un hecho importante dentro de la UBA. Mostramos que los estudiantes seguimos de pie junto a nuestros docentes”.

Pablo “el Chango” Móbili, Presidente del Centro de Estudiantes de Sociales y militante de La Cámpora afirmó: “existe un gran consenso entre los estudiantes que participaron de las instancias de deliberación convocadas por la FUBA en realizar un gran frente de unidad que pueda enfrentar al gobierno de Macri y a su pata estudiantil en la UBA: la Franja Morada. Desde la amplia mayoría de las organizaciones que somos oposición a la Franja y a Macri, estamos dispuestos a dejar diferencias secundarias se lado para constituir ese frente unitario que pueda sacar a la FUBA de la situación critica e ilegítima en la que actualmente se encuentra al no poder realizar su Congreso de elección de autoridades gracias al sectarismo del Partido Obrero”.