Proyecto de Camps contra el uso de la pirotecnia en la Ciudad

A pocos días de las celebraciones de fin de año, un proyecto de ley en la Legislatura porteña buscan que se prohíba en la Ciudad el uso de los artificios pirotécnicos que generen ruido para evitar el impacto nocivo sobre los recién nacidos y las personas con autismo, además de prevenir los perjuicios para los animales de compañía.

La iniciativa legislativa fue presentada por el diputado Adrián Camps y busca desalentar la utilización de la pirotecnia que provoque ruidos superiores a los permitidos y contaminación acústica, como por ejemplo los del tipo “tres tiros”, “bomba de estruendo” o “batería”.

La medida para implementar en la Ciudad contempla también a “aquellos que hagan ruido aún como efecto secundario produciendo un nivel máximo de emisión de presión sonora superior a los 70 decibeles A (dbA)”.

“Este límite no fue fijado caprichosamente, sino que surge de los parámetros establecidos en la ley 1.540, donde se estipulan los máximos permisibles de ruido”, explicó Camps.

“Las explosiones afectan a los recién nacidos y a las personas con trastornos de tipo autista, cuya sensibilidad auditiva las hace particularmente vulnerables”, advirtió el diputado.

Y agregó: “También generan daños graves al ambiente y a la fauna urbana. Gran cantidad de aves mueren debido al estrés provocado por la violencia y persistencia de los estallidos, mientras que los animales de compañía, cuyo sentido auditivo es mucho más sensible que el nuestro, identifican las explosiones como una señal de peligro y entran en estado de pánico, muchos escapan de sus domicilios y algunos mueren atropellados por los vehículos en la vía pública”.

TELAM