Condenaron a prisión perpetua a imputados por crímenes de la Concentración Nacional Universitaria

El Tribunal Oral Federal 1 de Mar del Plata condenó a prisión perpetua al ex fiscal Gustavo Demarchi y a otros dos acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos en 1975 por la organización paraestatal de ultraderecha CNU en esa ciudad de la costa atlántica, a un año y medio del comienzo del debate oral y público.

Además de Demarchi, el tribunal compuesto por los jueces Luis Imas, Alfredo Ruiz Paz y Víctor Bianco impuso la pena de prisión perpetua a Mario Ernesto Durquet y Fernando Alberto Otero, convalidando en su fallo que cometieron delitos de lesa humanidad, como afirmaron la fiscalía y las querellas.

En cuanto a los otros seis imputados, cuatro fueron condenados a penas de entre 5 y 3 años de prisión y otros dos fueron absueltos.

El tramo dispositivo del veredicto fue leído esta tarde, cuando se reanudó la audiencia iniciada esta mañana y en la que utilizaron su derecho a pronunciar últimas palabras varios de los nueve imputados por los crímenes cometidos por la organización Concentración Nacional Universitaria (CNU) antes del golpe de estado de 1976.

Los fiscales Daniel Adler, Laura Mazzaferri y María Eugenia Montero, en su alegato, habían considerado acreditado que los acusados fueron parte de una asociación ilícita constituida bajo protección estatal y con el entonces fiscal Demarchi como jefe.

Sobre este último y otros imputados pesó la acusación por ocho homicidios, de los cuales cinco (Jorge Enrique Videla, Guillermo Enrique Videla, Jorge Lisandro Videla, Bernardo Goldemberg y Enrique “Pacho” Elizagaray) fueron cometidos en la llamada “noche del 5×1”, una represalia de la CNU por la muerte de uno de sus jefes marplatenses.

Los otros tres homicidios tuvieron como víctimas a la entonces secretaria general de la Universidad Católica de Mar del Plata, María del Carmen Maggi, y a Jorge Stoppani y Daniel Gasparri, interceptados en la vía pública y asesinados poco después.

Durante siete audiencias de noviembre de este año expusieron sus alegatos las defensas de los acusados, quienes, con matices en sus exposiciones, pidieron la absolución de sus representados con el argumento de que los ocho crímenes cometidos en 1975 y la participación en una asociación ilícita no eran delitos de lesa humanidad ni fue probada la autoría de los imputados en los mismos, según afirmaron.

La Fiscalía alegó al contrario que se trataba de delitos de lesa humanidad y pidió prisión perpetua para Demarchi, Durquet y Otero, como coautores de los ocho homicidios, entre otros delitos.

Otero ya había sido condenado en otro juicio por el asesinato del diputado Ramón Rojas cometido por un grupo de la CNU que viajó a San Juan con ese fin.

Los fiscales también habían pedido penas de prisión de entre seis meses y 9 años de cárcel para los restantes acusados.

Por su parte, las querellas de la APDH, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la Asociación de Familiares y la Universidad habían solicitado penas de prisión perpetua para Demarchi, Durquet y Otero pero también para Viglizzo, finalmente absuelto, y de entre 3 y 10 años de cárcel para los demás acusados.

TELAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *